Home 5 Investigación 5 PRIMEROS PASOS

PRIMEROS PASOS

El taller Los Chávez es uno de los pocos talleres de alfarería tradicional que sobreviven en el entorno de la ciudad de Oaxaca. Son increíbles maestros torneros, pioneros en esmaltar sin plomo y en utilizar hornos de gas. A pesar de su voluntad de cambio, o tal vez debido a ella, han atravesado muchas dificultades. Uno de sus principales productos es un cuenco, la taza chocolatera, como se le conoce en Oaxaca, que es un objeto típico, casi ubicuo, para beber chocolate.

Taza Márgara Familia Chávez. Archivo Innovando la Tradición, 2000

Conocimos a la familia Chavez gracias a nuestra maestra, la antropóloga Martha Turok, en el verano de 2005. En ese entonces la familia se encontraba en una situación económicamente precaria. (La taza chocolatera se vendía por 10 pesos en los mercados).

Iniciamos un proyecto de colaboración como caso de estudio y con el deseo de “ayudar” a la familia. Pronto nos dimos cuenta de que una colaboración real diseñador-artesanos requiere mucho más que buenas intenciones.

Kythzia Barrera y la familia Chávez. Archivo Innovando la Tradición, 2005
Familia Chávez. Archivo Innovando la Tradición, 2005.

¿Es posible meter la taza a una cámara de aceleración temporal y generar mutaciones que le permitan evolucionar y adaptarse a nuestro mundo moderno? ¿Es posible transformar la artesanía tradicional y conservar su esencia? ¿Puede la artesanía mutar, adaptarse para sobrevivir y alimentar al diseño mexicano? Estas fueron algunas de las preguntas que dieron inicio a Innovando la Tradición, cuando nuestra directora, Kythzia Barrera, hizo su maestría en Social and Sustainable Design por la Design Academie Eindhoven, en Los Países Bajos. Tomó como estudio de caso a la familia Chávez y la taza chocolatera producida en San Martín Mexicapan.

“La taza chocolatera, típica en Oaxaca, fue uno de nuestros puntos de inicio. Fue lo que detonó nuestro amor por el barro, la historia y los artesanos.”

Kythzia Barrera

También llamada G21 por Alfonso Caso, en ésta taza se ha tomado chocolate por más de dos mil años en el valle de Oaxaca. En este objeto pequeño, modesto y generalmente olvidado confluye toda una red de relaciones y complicidades. La taza chocolatera tiene relación con la historia y con los rituales, manifestándose como parte de la identidad de los oaxaqueños que se asocian con ésta. Con la economía, pues para algunos su producción es forma de vida. Con la ecología, pues es lógica en su contexto. Con la belleza…

Tazas de la familia Chávez. Archivo Innovando la Tradición, 2005.